¿Dónde estará mi dinero?

El dinero de los depósitos de ahorro está distribuido en tres grupos.

Una tercera parte es para disponibilidad en efectivo de las personas que han hecho depósitos de ahorro en CASX. Una vez se han hecho depósitos se puede disponer de ellos, según la tabla de reintegros que hay en la parte de reintegros y con las limitaciones que están expuestas allí, avisando a CASX con unos días de antelación.

El dinero en efectivo con disponibilidad está en cuentas de Caja Laboral o Triodos Banc.

CASX es una cooperativa de ahorro y financiamiento que no dispone de los 20 dígitos como el resto de la banca tradicional que está inscrita en el Banco de España y, por lo tanto, para tener la disponibilidad en efectivo del dinero, según la tabla a la que ya nos hemos referido, hay que avisar con unos días de antelación.

Otra tercera parte del dinero está en inversiones en proyectos consolidados y/o seguros.

Consideramos inversiones consolidadas y/o seguras, aquellas que no representan ningún tipo de riesgo para el dinero invertido.

Los proyectos consolidados son los que ya llevan un tiempo en marcha y están consolidados en el mercado, tipo Coop57 o Som Energia. Invertir en estos proyectos no representa ningún riesgo pues por el tiempo que hace que existen y los resultados que han obtenido hasta la fecha, representan un claro exponente de una forma de trabajar afín a nuestras ideas y con buenos resultados.

Los proyectos que consideramos seguros son aquellos que no representan un riesgo para el dinero que se invierte y, en cambio, pueden representar una ayuda para tirar adelante un proyecto nuevo y que, normalmente, el dinero es devuelto en un corto plazo de tiempo. Por ejemplo: avanzar el dinero para la constitución de una nueva cooperativa, que se devuelven en el momento que el Banco depositario recibe la aceptación de los estatutos por parte del Registro de Cooperativas, o avanzar el dinero conseguido en un verkami, que será devuelto en un corto plazo de tiempo pues los verkami tardan unos 15 días en liquidar lo que han recaudado.

Los proyectos consolidados de los que se ha hablado hasta ahora son Fiare, Coop57 y Som Energia.

El último tercio es para financiar proyectos con un más alto valor en riesgo. Son proyectos de personas individuales o colectivos autogestionados, con finalidad social y del bien común y que sean respetuosos con el medio ambiente.

Todos los proyectos pasan por el grupo de trabajo de proyectos, que asesoran y acompañan en el proceso  hasta que el proyecto se presenta en la asamblea para su aprobación.